Paz Nalegach, Chilean National Plan Director del Colegio Internacional Nido de Águilas

La diversidad en la sala de clases nos obliga a centrar el aprendizaje en el alumno

Nido de Águilas y Fundación Educacional Seminarium crearon una alianza para llevar a cabo la Academia de Perfeccionamiento Docente, entre el 2 y 3 de abril. El espacio de capacitación estará enfocado en el desarrollo de estrategias para centrar el aprendizaje en el estudiante. Paz Nalegach, Chilean National Plan Director, del establecimiento educacional, explicó cómo este método logra formar alumnos preparados para los desafíos del siglo XXI.

El mundo está cambiando y con él, la práctica docente y las metodologías de enseñanza requieren actualizarse. Hoy más que nunca, actores de la educación afirman que es necesario convertir a los alumnos en los protagonistas de su formación, en un contexto diverso y en el que el los estudiantes y educadores deben disfrutar el aprendizaje.

En este sentido, centrar el aprendizaje en el estudiante les permitirá convertirse en personas capaces de resolver problemas del mundo real, con fuertes habilidades de comunicación, trabajo en equipo e interesados en aprender constantemente, además de manejar su independencia y encargarse de su aprendizaje durante el resto de su vida.

En la siguiente entrevista, Paz Nalegach, Chilean National Plan Director del Colegio Internacional Nido de Águilas, explica los beneficios de enfocar la enseñanza en el estudiante para las comunidades escolares.

¿Qué es el aprendizaje centrado en el estudiante?

Es darle el protagonismo al alumno. Crear las condiciones para que sean ellos quienes construyan significado, hagan conexiones, decidan y se hagan cargo de las consecuencias de sus decisiones. El alumno deja de ser un recipiente o un lienzo en blanco y pasa a ser un agente activo de su aprendizaje.

¿Por qué debemos hacerlo?

La investigación en educación -y en áreas asociadas como la neurociencia- es muy contundente respecto a las ventajas de un aprendizaje centrado en el alumno.  Hoy se sabe que son los estudiantes quienes construyen el significado y que éste no viene dado del contexto.

Para aprender, es necesario transferir información de la memoria de trabajo, donde se procesa conscientemente, a la memoria a largo plazo, donde puede almacenarse y luego recuperarse.  Esto implica que los estudiantes tienen que activar su memoria de trabajo, que además es limitada en cuanto a manejo de información. 

¿Cómo podemos centrar el aprendizaje en el estudiante cuando las aulas son tan diversas?

Es precisamente porque las aulas son tan diversas que se requiere de un aprendizaje centrado en el alumno. Cuando el aprendizaje se centra en lo que el profesor dice, le está hablando a un alumno promedio que puede existir o no, sin embargo, no es la gran mayoría de los que están en el aula. 

Entonces, quienes no logran seguir al profesor se desconectan, mientras los que ya comprendieron también se desmotivan. Cuando todos los alumnos están “haciendo”, todos están aprendiendo.

En este sentido, ¿cómo se pueden enfrentar los actuales desafíos que presentan los alumnos con necesidades educativas especiales?

La realidad de la sala de clases ha cambiado en los últimos años. Diversas razones, como la mayor sobrevida de los prematuros, explica que tengamos un mayor y más diverso número de alumnos con necesidades especiales. Y no sólo déficit atencional, espectro autista, desórdenes sensoriales o trastornos del desarrollo, sino que también necesidades socioemocionales y vinculadas a la salud mental.

Estos alumnos dejaron de ser responsabilidad de la psicopedagoga del establecimiento, pues están en nuestra sala y todo profesor necesita estrategias para poder apoyarlos en su proceso de aprendizaje.

Debido a ello, se hace fundamental el perfeccionamiento de los profesores en torno a estrategias de diferenciación, las cuales le permitan a todos los estudiantes cumplir con los objetivos de aprendizaje. 

¿Cuál es la situación nacional en relación al aprendizaje centrado en el alumno? ¿Hemos avanzado o seguimos en una lógica más tradicional?

Yo creo que hay un tremendo avance en el consenso de que es lo que se necesita. Hace ya un buen tiempo que Chile declaró que la educación de calidad para todos era su prioridad. Sin embargo, hay una brecha entre la declaración y lo que ocurre y, como en muchos casos, no basta solo una ley.

Los profesores quieren avanzar hacia este modelo, pero no necesariamente saben cómo hacerlo, por eso es tan importante crear instancias de formación continua que efectivamente le entreguen las estrategias y herramientas necesarias.

¿Qué rol cumplen los educadores y apoderados en este camino?

Los educadores son quienes deben liderar este proceso. Así como los médicos están constantemente actualizándose respecto a lo que mejor funciona en su área; del mismo modo, los profesores estamos llamados a actualizarnos en las formas más efectivas para facilitar el aprendizaje de nuestros alumnos.

No obstante, no somos los únicos involucrados. Para los padres también es un desafío pues implica colaborar con los profesores, permitiendo que los alumnos sean los protagonistas, aunque se equivoquen. Vivimos en una cultura muy poco tolerante al error, y el error es parte del aprendizaje. 

Dejar que nuestros niños, niñas y adolescentes se involucren decidan, resuelvan, fracasen y logren sus objetivos es indispensable para aprender, pero ello requiere de un profesor que facilita y guía, además de un apoderado que confía en ese profesor.

¿Qué aprenderán los profesores que participen del programa organizado entre Nido de Águilas y Fundación Seminarium?

El programa busca entregar estrategias concretas que permitan a los participantes facilitar clases centradas en el alumno y donde todos sus alumnos aprendan. Hace ya varios años que dictamos estos talleres, pero la alianza con Fundación Educacional Seminarium nos permite ofrecerlos a muchas más personas.

Quienes dictamos estos talleres, trabajamos en un colegio y por lo tanto enfrentamos los mismos desafíos que enfrenta todo profesor. Entendemos que los contextos son distintos y los recursos también, por lo mismo todo lo que hacemos considera el recurso más importante: el docente.

Más información sobre la Academia de Perfeccionamiento Docente, escribiendo a educacion@seminarium.com.